Enseñar valores y disciplinas es posible a través de la práctica de cualquier deporte, donde además de crear hábitos saludables que los ayude a tener un desarrollo sano y fuerte, como también contribuye a aumentar la pasión por aquella actividad que decidan practicar.

Pertenecer a un equipo

Durante su crecimiento, prevalece la importancia de sacar el tiempo para dedicarlo a la práctica de cualquier deporte que le guste al niño o adolescente, a fin de practicarlo de forma regular.

mauro-libi-crestani-aprendiendo-valores-a-traves-del-deporte

El sentido de pertenencia a un grupo, a un equipo es esencialmente importante para los jóvenes, especialmente en la edad de adolescencia, etapa en la que están en la búsqueda de su identidad y fortaleza. Igualmente, los niños también aprenden muchos valores intrínsecos en la disciplinas como son:

  • Tolerancia
  • Respeto
  • Paciencia

El deporte practicado en equipo, crea la fuerte impresión que los objetivos se consiguen a partir del esfuerzo en conjunto y crea disciplina para cada vez ser mejor.

Practicar de forma regular cualquier deporte, ayuda a los niños ser más estructurados y evitan cualquier mala compañía o alejan personas con problemas de adicción. El ejercicio desde pequeños y a cualquier edad trae gran beneficio a la salud física y mental.

Además, los niños muestran mucha autoestima y mantienen bajos sus niveles de ansiedad, como también importantes valores como la tolerancia, respeto por los demás y la paciencia. Ser parte de un equipo, obliga a los niños a colaborar con los otros miembros y aprender que los triunfos se logran juntos y no de forma individual.

mauro-libi-crestani-aprendiendo-valores-a-traves-del-deporteDinámicas para inculcar valores

Los valores son la base fundamental en la formación de niños y jóvenes que pueden aprenderlos desde casa, en la práctica de un deporte o a través de dinámicas para los más pequeños, sin que se torne aburrido o se convierta en una actividad educativa tediosa:

  • Todos a leer, muchas de las historias infantiles están cargados de moralejas y aprendizaje de valores que son aplicables en el día a día. Algunas historias como la liebre y la tortuga o la hormiga y la cigarra, inculcan valores como la honestidad, bondad y el esfuerzo como conseguir la meta
  • Hora de jugar, los juegos fortalecen el trabajo en equipo, la confianza, el coraje y la organización, al jugar los niños aprenden como confiar en el compañero, apoyarse en ello para obtener el triunfo
  • Dejarlos opinar, en una clase o conversando con ellos en grupos, preguntarles que les pareció una película, una serie o sobre algún tópico que este vigente. Estimulando su participación, creará confianza a largo plazo para que ellos expresen sus opiniones libremente, como también el escuchar a sus compañeros, respetando y tolerando al compartir sus opiniones